Seguridad Social

Armando un caso moral contra el subsidio a la gasolina. (I)

Posted on febrero 25, 2011. Filed under: Seguridad Social |

José Ramón Morales – @josemoralesa – jose.morales.arilla@gmail.com

Aprovechando la oportunidad de que el Gobierno está hablando del excesivo consumo interno de gasolina, considero importante ir construyendo una posición moral con respecto al subsidio a la gasolina. Junto a los camaradas de Caracas Chronicles, estamos trabajando en la estimación de un presupuesto hipotético para 2013. Entre todas las barbaridades injustificables que caracterizan el proceso presupuestario venezolano, el subsidio a la gasolina destaca por su magnitud.

Primero, los hechos:

El subsidio a la gasolina es el monto que el Estado deja de recaudar cuando vende gasolina a un precio menor que su valor internacional. Un litro de gasolina en Venezuela cuesta 4 centavos de dolar (menos que un litro de agua). En ningún otro sitio en el mundo la gasolina es así de barata. Muchos llenamos el tanque con menos de un dolar, cuando llenarlo en el resto del mundo suele costar más de 50.

Como política pública, el subsidio a la gasolina no tiene racionalidad ninguna. Cada vez que el que tiene una Burbuja o una Explorer echa gasolina, el Estado le está dando 49 dólares de subsidio. Cada vez que el autobus echa gasolina, esos 49 dólares se reparten entre todos los usuarios del día, siendo mínimo el beneficio individual. Esto motiva a que todo el que pueda se compre un carro individual, produciéndose el enorme tráfico que sufrimos a todos diario, muy en especial quienes dependen del transporte público.

¿Pero cuánto es el subsidio anual a la gasolina? La gasolina debería ser más barata en Venezuela que afuera porque no se incurriría en los costos adicionales de ponerla en el mercado mundial (22% del precio final en EEUU, según la Energy Information Association), sino en costos de distribución interna mucho menores (desde la refinería a los centros de distribución por tuberías, y de allí a las bombas en camiones). Con la información disponible de PDVSA, la EIA, y tomando como cierta la afirmación del presidente de que el subsidio sobre costo de la gasolina es $1.500 al año, el subsidio a la gasolina se puede estimar en 22.500 millones de dólares al año.

Eso es lo que recaudaríamos si vendiéramos los barriles que se consumen en el país en el mercado internacional. Pero, ¿Cuánto se recaudaría si subimos el precio dentro del país a niveles internacionales (ajustando por los costos de transporte)? Si los precios suben, la gente disminuiría su consumo de gasolina. Al principio la reducción sería poca, pero aumentaría en la medida en que la gente consigue alternativas a manejar su carro. Asumiendo una elasticidad precio de -0.15 (la gente reduce poco su consumo), sincerar el precio de la gasolina generaria 15.700 millones de nuevos ingresos.

Ahora, el Estado podría recaudar esta plata y destinarla a otros fines, pero decide no hacerlo para subsidiar el consumo de la gasolina. ¿Qué podríamos hacer con 15.700 millones de dólares al año?

Si miramos el presupuesto de 2011, vemos que a seguridad ciudadana se destinan 500 millones de dólares (a dólar oficial). Eso significa que pudimos haber multiplicado por 31 el presupuesto de seguridad ciudana. Imagínatelo! Con 30 veces más policías en las calles, ¿seguirían muriendo tantas personas por el hampa? ¿Vale más que algunos manejen barato que vivir con la inseguridad?

Hagamos lo mismo con el TSJ. El presupuesto del TSJ es 1000 millones de dólares. Si hubieran 15 veces más jueces, ¿seguirían estando 75% de los presos sin juzgar?. El presupuesto de la Fiscalía son 319 millones de dólares. Si multiplicáramos el número de fiscales por 49, ¿seguirían siendo procesados solo 7% de los crímenes que se cometen en el país? ¿Vale más que algunos manejen barato que un sistema de justicia eficiente?.

Ahora hazlo con la educación, con la salud, con los programas sociales para los más pobres, con infraestructura, con la deuda pública…

Imagínate todo lo que podría hacerse con 15.700 millones de dólares al año. Piensa que pudieras eliminar todas las horas que has perdido en cola en un autobus o en tu carro. ¿Vale más que algunos manejen barato?

En un país con tantas necesidades como Venezuela, una política pública tan regresiva y perversa como el subsidio a la gasolina es simplemente Inmoral.

En los próximos posts hablaré sobre como considero que un gobierno de transición debe diseñar un plan de reforma para implementarla sin morir en el intento.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 15 so far )

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado” (Declaración universal de los derechos humanos, articulo 25)

Posted on febrero 21, 2011. Filed under: Seguridad Social |

Bárbara Lira – @BSLira

Algunos servicios se consideran tan importantes, que todos los ciudadanos deberían tener acceso a ellos independientemente de su nivel de ingresos. Para garantizar la oferta universal de esos servicios básicos, el Estado suele participar en la provisión de los mismos, ya sea indirectamente mediante subsidios a entes privados y regulaciones, o directamente a través de instituciones y empresas estatales a cargo de la provisión de servicios públicos.

La Constitución venezolana establece que el Estado, junto a los ciudadanos, debe garantizar que se cumplan el derecho a la vivienda, la salud, la educación, la seguridad social, el acceso a medios de comunicación, el deporte y la recreación. Además, entre las competencias del Poder Público están los regímenes de correo y de servicios domiciliarios (electricidad, agua potable y gas), así como de la ordenación del tránsito de vehículos, los servicios de transporte público de pasajeros, el aseo urbano, el alcantarillado y los cementerios y servicios funerarios.

El rango de servicios que el Estado debe garantizar es bastante amplio, así que empecemos por definir el ámbito en el que enfocaremos el análisis: los servicios públicos domiciliarios. Según el proyecto de ley orgánica de servicios públicos presentado en la Asamblea Nacional en 2010, estos servicios incluyen: agua potable, saneamiento y alcantarillado, electricidad, gas doméstico, manejo de residuos y desechos sólidos, telefonía fija básica y  servicio postal.

Algunos rasgos en común

La oferta de muchos de los servicios domiciliarios ha estado tradicionalmente en manos del Estado, ya sea como competencia de algún nivel del Poder Ejecutivo (el alcantarillado es competencia de los municipios, por ejemplo) o mediante alguna  empresa proveedora estatal, como en los casos de Hidroven, Corpoelec, Pdvsa Gas o Cantv. Aunque no es nueva la provisión estatal de estos servicios, resalta la tendencia reciente a incrementar la concentración de servicios en manos del Estado; algunas evidencias son la nacionalización de Cantv y del sector eléctrico en 2007, o la compra de las empresas Tropigas y Venegas (principales distribuidoras de gas doméstico en el país) por parte de Pdvsa en ese mismo año.

Por otro lado, facilitar el acceso de la mayor parte de la población a estos servicios suele conducir al gobierno a regular las tarifas. Las tarifas del agua potable, la electricidad y el precio de las bombonas de gas, por ejemplo, están fijadas por el Estado. Los ajustes no siempre se realizan de manera oportuna y acorde a las variaciones de los costos (particularmente en una economía inflacionaria), por lo que la disponibilidad de recursos de las empresas es limitada. Muchas inversiones importantes dependen ampliamente de la disponibilidad del Ejecutivo Nacional para financiarlas.

La provisión de servicios a usuarios no registrados, los cambios de autoridades y la participación de nuevos actores -como los Consejos Comunales-, son también características comunes en el ordenamiento reciente de los servicios públicos.

Otro rasgo compartido entre los servicios públicos domiciliarios, es que presentan algunas deficiencias en su funcionamiento, ya sea en calidad o cobertura. Por ejemplo: se estima que el servicio de agua potable es insuficiente en gran parte de los municipios del país, a pesar de que se reportan altos porcentajes de acceso al servicio (91% de la población en 2008, según Hidroven); la irregularidad en el servicio de recolección de basura suele encontrarse entre los principales problemas percibidos en las comunidades; la capacidad de generación y transmisión eléctrica demostró ser insuficiente cuando en 2010 el país se vio en la necesidad de implementar un severo plan de racionamiento para mantener el suministro de la nación; se han registrado episodios de escasez de bombonas de gas; y cabe preguntarse si se hubiesen atenuado los daños ocasionados por las lluvias de finales de 2010 si se hubiese contado con un mejor sistema de drenaje.

Describir la situación actual de los servicios públicos nos permitirá identificar cuáles son los problemas que queremos resolver y los aspectos que queremos mejorar. Exploraremos también las posibles causas a las que se pueden atribuir las fallas en los servicios: más allá de elementos como la falta de inversión, la sequía o la desidia, analizaremos el marco en el que los actores participantes -usuarios, entes reguladores, empresas públicas y privadas- deciden, por ejemplo,  no invertir. El análisis de las causas de las fallas suele dar pistas clave para la solución de los problemas. Partiendo de allí construiremos propuestas capaces de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los venezolanos.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

El costo de elegir una carrera equivocada

Posted on febrero 15, 2011. Filed under: Seguridad Social |

Por Daniel de Majo

Uno de los grandes retos que tendrán los próximos gobiernos en Venezuela será convertirla en un país productivo, que explote su potencial y aproveche su capital humano. Un gobierno debe detectar las debilidades que nos hace un país poco productivo y eliminar esos obstáculos. Aquí uno de los tantos que nos encontramos hoy en día:

Un momento determinante en la vida de un joven es en el que toma la decisión sobre qué carrera universitaria estudiará (si es de los afortunados que tenemos la posibilidad de hacerlo). Esta decisión determina no solo el trabajo que se realizará, sino en buena medida, influenciará su interacción con el resto de la sociedad.

En Venezuela, es una tarea mucho más difícil que en otros lugares. En nuestro caso, se le pide a una persona de 17 años, que decida lo que va a ser su profesión antes de tener ningún contacto con una universidad, mucho menos con la carrera que está eligiendo. Recordemos que a esta misma edad, un joven es considerado legalmente inepto para elegir la opción política de su preferencia, para beber alcohol o viajar sin la autorización de sus padres. Sin embargo, se espera que sea lo suficientemente maduro para elegir el rumbo de su vida.

¿Alguien habrá calculado lo costoso que es esto para Venezuela?

En el sistema universitario venezolano, es común que los 2 primeros años las materias sean parte de un “ciclo básico”. Sin haber estudiado de donde salió la idea de hacer un ciclo básico tan largo, presumo que es para cubrir deficiencias del bachillerato.

Esta deficiencia del sistema educativo desde el principio, y su posterior corrección hacen que sólo después de este ciclo básico el estudiante empieza a adentrarse en su carrera. Pongámonos en los zapatos de alguien que toma la decisión de estudiar una carrera, y después de estos 2 años, comienza a darse cuenta que la carrera que eligió no es la que realmente le gusta.  Tenemos 3 opciones: Cambiar de carrera y sacrificar dos de los años de mayor productividad profesional; Continuar la carrera y convertirnos en un profesional desmotivado; o abandonar la carrera, lo cual sería catastrófico para el joven, y en general, para la sociedad. Esto llevado a escala nacional, se convierte en un serio problema que solucionar.

Está claro que con la cantidad de problemas que agobian a la sociedad venezolana, este no necesariamente entra dentro de las primeras acciones de un gobierno de transición, sin embargo, no hay duda en que solventar muchos de los actuales problemas de la población: violencia, desempleo, pobreza, pasan necesariamente por una reforma nacional del sistema educativo. La reforma en educación deberá contemplar todos los niveles, desde pre-escolar hasta postgrados, modernizándolo y buscando mejorar el nivel del capital humano de un país que se ha quedado rezagado en muchos aspectos con décadas de oportunidades perdidas. Hay varios aspectos que atacar, algunos más sencillos otros más complicados. Sin embargo, todos  los costos son pequeños comparado con los beneficios a largo plazo de tener gente más preparada y productiva en el país.

Esta reforma debería considerar el problema que nos ocupa en este artículo. Por más que parezca obvio, el sistema educativo básico y diversificado debe mejorar su calidad, eliminar lo innecesario y transferir buena parte del conocimiento impartido en los primeros años de universidad al ciclo diversificado. Esto permitirá reducir el tiempo de nivelación en el que se cubren las deficiencias en la universidad.

El estado debe garantizar que tanto en la educación pública como en la privada, el estudiante de ciclo diversificado reciba la orientación adecuada que le permita tomar una decisión con bases. Se debe garantizar que todos los estudiantes prontos a terminar el ciclo diversificado realicen exámenes de orientación profesional.

Las carreras universitarias deben ser más cortas y las materias específicas de la carrera deben ser impartidas desde el principio. Además, deben flexibilizarse los mecanismos que permitan a un estudiante cambiar de carrera o de universidad. Para esto, se hace necesario un sistema que homologue las carreras universitarias en todo el país y permita cambios de manera simple y sin mayores traumas.

Existen muchas cosas por hacer en los próximos años y uno de los focos de la sociedad en general debe ser convertirnos en un país más productivo, los primeros pasos deben ir orientados hacia mejorar el sistema educativo. Un sistema educativo fortalecido, genera profesionales preparados capaces de generar desarrollo. De allí en adelante, el progreso vendrá casi solo.

———-

danieldmv@gmail.com

@dandmv

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

¿Por qué no hay emprendimiento de innovación en Venezuela?

Posted on febrero 9, 2011. Filed under: Seguridad Social |

Todos hemos oído que Venezuela es un país con muchos emprendedores; Sin embargo, ¿Qué tan innovadores son los negocios iniciados en Venezuela?, ¿Qué valor agregan a la sociedad venezolana, o mundial? Las respuestas no parecieran ser alentadoras. (más…)

Leer entrada completa | Make a Comment ( 4 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...