Seguridad Ciudadana

Prepararnos para lo peor. Buscando mejorar la capacidad de respuesta en situaciones de desastre.

Posted on marzo 20, 2011. Filed under: Seguridad Ciudadana |

Por: Daniel De Majo

Desde lo que ha ocurrido en los últimos días en Japón, más de uno se ha puesto a pensar sobre las consecuencias que tendría un desastre similar en Venezuela.
Un rápido diagnóstico no nos deja muy bien parados: infraestructura pobre y con poco mantenimiento, crecimiento descontrolado de las zonas urbanas, deficiente sistema de salud pública, etc. Las lluvias de finales de 2010 nos dejaron claro en muchas zonas del país que no estamos preparados para enfrentar desastres naturales. Los próximos gobiernos deben generar políticas públicas para antes, durante y después de los desastres para reducir las pérdidas humanas y económicas producidas por estos eventos.

Uno de los aspectos que influye más en la capacidad de respuesta de las autoridades para controlar las situaciones de desastre, es la afectación de los servicios de telecomunicaciones. Las razones son muchas: se facilitan las labores de salvamento, permiten a los ciudadanos reportar su situación a las autoridades, por ejemplo si se encuentran atrapados o aislados, permite la organización voluntaria de ciudadanos, agiliza la vuelta a la normalidad luego del evento, reduciendo la probabilidad de saqueos.

El 14 de Abril de 2009 se registró en la provincia china de Qinghai un terremoto de 7.1 grados Richter. En esta región casi todas las edificaciones están hechas de madera y barro, lo que agravó mucho la situación. En la ciudad de Jiegu, que es la más cercana al epicentro, cerca del 85% de las edificaciones se derrumbaron.

Las telecomunicaciones fijas y móviles se perdieron inmediatamente. Sin embargo, gracias a un esfuerzo muy grande del gobierno, China Mobile y las empresas proveedoras de equipos de telecomunicaciones, lograron reestablecer los servicios sólo 48 horas después del evento. Es muy difícil calcular cuántas vidas se salvaron por la rápida capacidad de respuesta, sin embargo se puede decir que facilitaron enormemente las labores de rescate y permitieron mucha mejor coordinación de las autoridades. En Venezuela podríamos aprender de esta experiencia y reducir la afectación de servicio de días a horas si nos preparamos bien.

La propuesta es la siguiente: el Estado debe velar porque los proveedores de servicios de telecomunicaciones estén preparados para mantener la continuidad operativa en situaciones de desastre, o logren reestablecer el servicio en tiempos muy cortos.
Un análisis sencillo de una red celular, la divide en 3 partes: 1) Red de acceso, equipos encargados de brindar cobertura inalámbrica a una zona geográfica especifica, 2) red core (núcleo) encargada de procesar la información y establecer comunicación entre zonas distintas y 3) red de transmisión, encargada de comunicar la red de acceso y el core. La propuesta se basa en obligar por ley a que las empresas tengan siempre una pequeña capacidad ociosa en estas redes con el fin de atender situaciones de desastre.

Para reestablecer el servicio rápidamente las operadoras tienen pequeñas unidades móviles capaces de movilizarse por tierra o aire e instalarse muy fácilmente en la zona afectada de manera provisional. Las empresas manejan estas unidades para ser movilizadas a zonas donde se requiera aumentar su capacidad de manera momentánea, por ejemplo durante un concierto donde se sepa que va a haber mucha gente.

Para mantener la operatividad de las redes de transmisión, debe contarse con un respaldo que no dependa de la integridad de la infraestructura en tierra, por ejemplo utilizar sistemas satelitales como respaldo para la interconexión. La existencia del Satélite Simón Bolívar y su administración por parte del Estado facilitaría que se reserve cierta capacidad para este fin, o se utilice como respaldo a las redes de transmisión terrestre en caso de catástrofes.

En cuanto a las redes core, las operadoras deben contar con cierta capacidad ociosa para poder absorber el típico pico de tráfico que ocurre en situaciones de desastre. Este punto no es difícil de cubrir ya que las operadoras normalmente están preparadas para responder a incrementos de tráfico predecibles como año nuevo, navidad y eventos electorales. El Estado sólo debe garantizar que la capacidad ociosa siempre esté y no colapse en situaciones de desastre.

Para la implementación de esta propuesta, se deben realizar estudios de factibilidad técnica, así como planes de implementación en distintos escenarios: zonas urbanas, zonas rurales, zonas costeras, etc. Sin embargo, ahorraría muchísimos males a la hora de necesitarse.

Existen muchas propuestas que se pueden hacer para prepararnos para eventos como este. La prevención definitivamente es clave. Dejo abierto el debate, ¿de qué otras maneras nos podemos preparar?.

———-

danieldmv@gmail.com

@dandmv

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

¿Cómo bajar la tasa de homicidios a la mitad para el 2016?

Posted on febrero 12, 2011. Filed under: Seguridad Ciudadana |

Quico, de Crónicas de Caracas, escribió un excelente post sobre inversión equilibrada para atacar la inseguridad ciudadana a partir de 2013.

Un extracto:

“La clave aquí es entender que el sistema de justicia penal es un proceso de flujo. Y como cualquier proceso de flujo, está sujeto a cuellos de botella. Es inútil mejorar una parte sin mejorar el resto.

Comprender esto es crucial porque la tendencia, ingenua por demás, es concentrarse principalmente en el nexo más visible y emblemático de la cadena de justicia criminal: la policía. Y ciertamente las lamentables instituciones policiales venezolanas necesitan un cambio radical.

Pero si no aumenta también la capacidad de la Fiscalía para dirigir investigaciones y presentar cargos, estaríamos nada más aumentando la ya obscena cantidad de casos de procesados detenidos a la espera de un juicio. Y sin un aumento importante en la capacidad de los tribunales para llevar más expedientes a juicio, ni todos los nuevos policías y jueces del mundo van a mejorar la tasa de condenas. Y si no se expande notablemente la capacidad de las cárceles (actualmente Venezuela tiene apenas 1,5 puestos de cárcel por asesinato cometido el año anterior, una relación loquísima), la inversión en el resto del sistema de justicia penal será inútil. Y si además no pensamos cómo reinsertar a la gente que va saliendo de la cárcel para procurar que no reincidan, la mayor parte del esfuerzo se habrá perdido.”

Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

  • @enlacevzla

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...